Los deberes del cole, ¿aporte o condena?

Todos los días al salir del colegio, padres e hijos se enfrentan a una montaña de deberes para casa que los pequeños tienen que hacer por obra y gracia de sus profesores.

Llegar a casa después del colegio supone para muchos niños y niñas el comienzo de una nueva “jornada” de trabajo. Afrontar las ingentes montañas de deberes que los profesores suelen encargar, generalmente para el día siguiente, a los pequeños, supone un reto de difícil alcance, incluso para los mayores.

Tras una jornada de 6 horas de clases, la media española de deberes se marca en unas dos horas y media, incluso tres. Lo que supone que muchos niños se enfrentan a jornadas lectivas más extensas que las de sus propios padres. Montañas y montañas de deberes, ejercicios, resúmenes y horas de estudio diarias, que pocos son capaces de afrontar.

Ante esta situación surgen varias preguntas. ¿Es este exceso de deberes en casa un resumen de la incapacidad de algunos profesores para que los pequeños atiendan sus explicaciones?¿Realmente es interesante que los niños se expongan a extenuantes horas de estudio y trabajo diario? Y la última y más importante ¿Aportan algún valor real todos esos deberes?

Los alumnos españoles están muy por encima de la media en cuanto a trabajo en casa. Por supuesto, todos los sistemas educativos bien planteados en Europa, y que son un modelo a seguir como el noruego o el finlandés, se sitúan muy por debajo en cuanto a horas de trabajo fuera de las aulas, obteniendo además, unos índices de abandono y/o fracaso escolar mucho menores que los nuestros.

Muchas voces ya han hablado de la necesidad de racionalizar los deberes de los niños fuera de las aulas, pero no cabe otra opción que asumir que este exceso de esfuerzo fuera de clase es un grito de auxilio del sistema educativo español, donde encontramos un ingente número de profesores incapaces de afrontar la dirección de sus clases y que recurren al trabajo fuera de ella como medio de compensación.

Deberes

Además, el exceso de trabajo en casa ha demostrado, desde hace mucho tiempo ser absolutamente improductivo, ya que los niños no realizan los deberes con interés y realmente aprendiendo durante más de una hora. La resta es evidente y hace saltar las alarmas. Si nos fijamos en la media, tenemos a nuestros hijos una hora y media mirando libros sin aprender absolutamente nada. ¿Utilidad? Cero.

Una buena planificación de las clases, junto con un pequeño aporte de trabajo en casa, que no siempre tiene por qué ser necesario podría ser la respuesta a los índices españoles de abandono escolar, que son preocupantemente más altos que los de nuestros vecinos europeos.

Pero no solo se aboga por esta mejor planificación en base a criterios psicológicos o macroeconómicos, también hay que tener en cuenta las secuelas físicas de este superávit de deberes. Los jóvenes con problemas de espalda derivados de la infancia, principalmente achacados a problemas de demasía de carga en sus mochilas han aumentado en España un 43% en 10 años. Además de los más que posibles daños oculares derivados del cansancio que genera estar dos horas y media delante de libros y más libros.

No hablamos de suprimir los deberes, ni mucho menos, ya que es una herramienta muy útil para fomentar el esfuerzo y trabajo diario de los niños, simplemente se aboga por racionalizarlos y perseguir el factor detonante, que puede ser desde una mala planificación de las clases, hasta una mala planificación del mismo plan o modelo educativo en nuestro país.

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud, bienestar y consejos que, en ningún caso sustituyen la consulta con un médico y/o especialista.
SegurosQuiero no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si SegurosQuiero es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.
quiero

Qué es Seguros Quiero

Seguros Quiero es una web destinada a comparar seguros online, que ofrece los mejores productos de las compañías más punteras del mercado asegurador. Está formado por un exclusivo equipo de profesionales especializados en seguros de decesos, que seleccionan las mejores ofertas para que el cliente pueda elegir conforme a sus necesidades el seguro que más le convenga.
En Seguros Quiero trabajamos junto a las aseguradoras más importantes del sector. Aquí se podrán encontrar productos de máxima cobertura y rentabilidad de compañías de reconocido prestigio.
Seguros Quiero es una marca exclusivo diseñada por la correduría Proyectos y Seguros S.A. clave DGSFP J0067, conforme al Artículo 42.4.b de la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros Privados.