Cuida tu piel en verano. Guía práctica

Cuida tu piel en verano. Guía práctica

Cuidar nuestra piel es muy importante y en verano debemos prestar especial atención a ella pues sufre más daños. Lee nuestra guía para cuidar tu piel en verano

La piel es el órgano más grande y más delicado de nuestro cuerpo, no tenemos en cuenta el daño que causan los agentes externos a nuestra piel, y mucho menos en verano. Tomar el sol en la playa para broncearse no es más que obligar a nuestra piel a sufrir daños innecesarios. Cuando te bronceas, tu piel trata de defenderse de los rayos del sol, se “tuesta”, provocando un envejecimiento prematuro y también la obstrucción de los poros debidos a la sudoración.
Por esta razón, desde SegurosQuiero.es te dejamos esta guía de cómo tratar a tu piel este verano, para que no haya confusiones.

Tu cuerpo es un templo, protégelo

No importa si piensas que vas a quedar de guiri, mientras no lleves calcetines con chanclas, te lo perdonamos; pero sí que sería muy aconsejable salir a la calle lo más protegido posible. Antes de salir, como te han dicho ya muchas veces, debes aplicarte crema solar en las zonas que más van a sufrir las inclemencias del sol: brazos, cara, piernas, en el caso de que lleves pantalones cortos; es primordial este paso. Además, deberías salir con gafas de sol, pues como ya mencionamos en este post, tus ojos sufren mucho los rayos UVA y UVB.

Bebe mucha agua para mantener hidratada tu piel

El agua os ayuda a hidratar y a expulsar las toxinas que se acumulan en nuestro cuerpo, no solo sirve para saciar la sed. También puedes tomar zumos de frutas o té verde pues te aportarán otro tipo de sustentos nutricionales además de hidratarte.
Nunca olvides hidratar la cara y el cuerpo. Evita la crema hidratante a base de aceite y opta por una a base de agua. Masajea suavemente para obtener una piel suave y lisa. El mejor momento del día para hidratar la piel es por la noche y cuando salgas de la ducha y el cuerpo todavía esté húmedo.

Necesitas una buena alimentación

Lo que comes se refleja en tu cara. No descuides las comidas, no puedes pasarte el verano comiendo bocadillos o productos salados, puesto que la sal en exceso puede tener un efecto deshidratante en el cuerpo. Incluye frutas y verduras con alto contenido de agua en tu dieta; como puede ser la sandía, pepino, lechuga que te dará nutrientes y antioxidantes.

Elimina la piel muerta

El primer paso para obtener una piel brillante es la exfoliación adecuada. Debemos exfoliar nuestra piel con asiduidad, para que la podamos mantener fresca. Este procedimiento es necesario para eliminar la piel muerta que se acumula en la cara y otras partes del cuerpo. Usa para ello una esponja exfoliante.
Sigue una rutina de limpieza facial
Limpia tu cara minuciosamente dos veces al día con un limpiador de buena calidad. Elige un gel limpiador con base de aloe vera si tu piel es propensa a sufrir acné. Si tienes la piel grasa, escoge un gel con zinc. También puedes administrarte una terapia de vapor una vez a la semana para abrir los poros obstruidos y eliminar toda la suciedad que se ha acumulado.

Cuídate

Si eres una persona que no está habituada a realizar ejercicio, el verano es una buena época para empezar a hacerlo. Ayuda a deshacerse de las toxinas y le da a la piel un aspecto radiante. Puedes hacer entrenamientos simples aeróbicos o yoga todas las mañanas para sentirte mejor y mantenerse más sano y fresco.
El ejercicio aumenta la circulación sanguínea y produce un mayor suministro de sangre que da a la piel un brillo natural y saludable.
Es fácil descuidar nuestra piel en el verano; tomamos el sol, tenemos los horarios cambios, nos preocupamos mucho menos de nuestra piel en verano que en otras épocas. El clima al ser más cálido y húmedo deriva en que nuestra dermis no está tan reseca como en invierno, sin embargo el bronceado hace que envejezcan nuestras células.
Te queremos mostrar los peligros a los que se enfrenta la piel en verano, aplica estos consejos para protegerla .

Noticias de Salud

¿Tienes alergia a las picaduras de mosquito?

¿Tienes alergia a las picaduras de mosquito?

La alergia a las picaduras de mosquitos y de otros insectos...

Leer más

¿Son perjudiciales los alimentos light?

¿Son perjudiciales los alimentos light?

Comer alimentos light que sean beneficiosos para tu salud y...

Leer más

¿Son buenos los probióticos?

¿Son buenos los probióticos?

¿Qué son los suplementos probióticos? En la actualidad...

Leer más

Noticias de otros ramos

Conoce en detalle tu factura de la luz y aprende a ahorrar

Conoce en detalle tu factura de la luz y aprende a ahorrar

En SegurosQuiero queremos ayudaros a interpretar vuestra...

Leer más

¿Cómo dar de baja un seguro?

¿Cómo dar de baja un seguro?

Una de las preguntas más frecuentes que llegan a nuestro...

Leer más

¿Qué es el servicio Manitas?

¿Qué es el servicio Manitas?

La gran mayoría de los seguros de hogar tiene coberturas que...

Leer más

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud, bienestar y consejos que, en ningún caso sustituyen la consulta con un médico y/o especialista.
SegurosQuiero no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si SegurosQuiero es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Qué es Seguros Quiero

Seguros Quiero es un comparador de seguros online que te ofrece los mejores productos a los mejores precios. La principal diferencia respecto a otros comparadores es que Seguros Quiero está formado por un exclusivo equipo de profesionales especializados en seguros. Nuestros asesores te ayudarán elegir el seguro más adecuado para ti, informándote además de las mejores ofertas.

En Seguros Quiero trabajamos junto a las compañías aseguradoras más importantes. Ponemos a tu disposición productos de máxima cobertura y rentabilidad de compañías aseguradoras de reconocido prestigio.

Seguros Quiero es una marca exclusiva diseñada por la correduría Proyectos y Seguros S.A. clave DGSFP J0067, conforme al Artículo 42.4.b de la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros Privados.

 

quiero